Una buena noticia para las especies en conservación y reproducción en ese contexto, en el Parque Iberá. Los cachorros de Nutria Grande cumplieron su primer mes de vida: “Lo han pasado casi exclusivamente en la madriguera con sus padres, que han demostrado estar siempre pendientes de ellos.

Los cachorros en plena práctica de nado en el Parque Iberá.Fundación Rewilding Argentina

“Cada vez más frecuentemente Alondra y Coco los llevan de a uno al agua a tomar lecciones de nado. Las lecciones son cortas y bastante violentas. Pero los padres están siempre atentos a sus crías hasta que las vuelven a llevar a la madriguera”, reportó con tono familiar la Fundación Rewilding Argentina.

Es la entidad que lleva adelante los programas de conservación de especies en peligro o amenazadas.

La última vez que se registraron cachorros de nutria gigante en Argentina fue en el año 1949, en el Arroyo Falso Uruguaí, en la provincia de Misiones”, explicó este sábado.

El nacimiento de estos tres pequeños “implica que Coco y Alondra comienzan a formar su grupo familiar, que esperamos sea cada vez más numeroso. Implica también que la liberación del primer grupo en Iberá está un poco más cerca”. La Fundación remarca además que “ante todo, que vuelve el depredador tope del agua y que los argentinos estamos recuperando, por primera vez una especie de mamífero que había desaparecido de nuestro país”.