El proyecto se denomina “Monitoreo de Actividades Académicas de Grado de la UNNE 2019-2021” y se empieza a ejecutar en el contexto actual de implementación del programa de “presencialidad cuidada” mediante el cual la UNNE está retornando de manera progresiva a las actividades académicas de manera presencial.

El objetivo es generar información para la toma de decisiones en el marco de la continuidad de la pandemia pero también para optimizar la política académica a futuro.

“La pandemia enfrentó a las universidades a la experiencia inédita de una virtualidad en emergencia. Queremos identificar cómo se desarrollan las prácticas en ese contexto, pero también aprovechar la experiencia para enriquecer la política académica” señaló la Rectora de la UNNE, profesora María Delfina Veiravé, durante la sesión del Consejo Superior de la UNNE en la que fue aprobado el proyecto.

La iniciativa tiene como objetivo principal relevar y analizar información sobre las condiciones de sostenimiento de la continuidad pedagógica en las carreras de grado de la Universidad a fin de identificar áreas de intervención que orienten la toma de decisiones.

La iniciativa tiende a mejorar los rendimientos académicos en el contexto pandémico.UNNE

El trabajo incluye además como objetivos específicos identificar características socio-demográficas y sanitarias de estudiantes y docentes; y caracterizar el equipamiento, conectividad y competencias digitales de la población estudiantil y docente.

Además, se busca comparar el rendimiento académico de los estudiantes en el periodo comprendido entre 2019 y el 2021; y valorar los aspectos positivos, negativos y las sugerencias de estudiantes y docentes respecto a las condiciones de sostenimientos de la continuidad pedagógica.