Las mascotas son fieles compañeros, en Corrientes fue un perro el que confirmó esta frase ya que visitaba a su dueña todos los días mientras ella estaba internada por complicaciones en su salud. A pesar del trabajo de los médicos y de la compañía de “Patán”, lamentablemente la mujer murió y el animal fue adoptado por un trabajador del Hospital de Mercedes.

Durante todos los días de internación el animal esperaba en la puerta de terapia intensiva para poder reencontrarse con su dueña. Según detalla La Dos, “Patán” rondaba por el hospital durante todo el día y a una determinada hora se acercaba a la puerta a donde vio ingresar a su dueña por última vez. Luego de la muerte de la mujer, la mascota seguía en el lugar y terminó “haciéndose amigo” de los trabajadores.

El animal fue adoptado por un bombero voluntario.Radio Dos

Ante esta situación, Juan Benítez, un bombero voluntario, decidió llevárselo para darle un nuevo hogar a este fiel animal, vale aclarar que la mujer no tenía familia para que se hicieran cargo del perro. El hombre comentó que durante los primeros días a “Patán” le costó adaptarse a su nueva realidad: “Lloraba todo el día, quería dormir en la cama y solamente comía milanesas”.

Si bien asegura que la llegada del perro le cambió la vida “porque es muy especial”, también admitió que le trae algunos dolores de cabeza ya que cada vez que abren la puerta de la casa busca salir corriendo a la calle. Además de tener nuevo dueño, ahora “Patán” también tiene una nueva ocupación: forma parte del equipo de canes del cuerpo de bomberos.