Extrañamente cuando la provincia se acerca al millón de dosis el Gobierno provincial, acentúa la espera para la población.

La cartera sanitaria provincial explicó: la Argentina dio inicio a la Campaña Nacional de Vacunación contra la Covid-19 el 29 de diciembre de 2020, con el propósito de disminuir la morbilidad-mortalidad y el impacto social y económico ocasionados por la COVID-19 en el país, con el objetivo de vacunar al 100% de la población en forma escalonada y progresiva, en función de la priorización de riesgo y la disponibilidad gradual y creciente del insumo.

El 25 de marzo de 2021, en el marco de una reunión de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) y posteriormente con el consenso del Consejo Federal de Salud, el Ministerio de Salud definió priorizar la aplicación de primeras dosis de vacunas contra Covid-19 en la población objetivo.

Difiriendo así las segundas dosis de cualquiera de las vacunas disponibles en el país (Sputnik V, AstraZeneca/COVISHIELD y Sinopharm vacuna SARS-CoV-2 inactivada) a un intervalo mínimo de 12 semanas (3 meses) desde la primera dosis; con el objeto de maximizar el número de personas que puedan beneficiarse con la primera dosis, logrando un mayor acceso de la población objetivo priorizada que son quienes padecen las mayores complicaciones y riesgo de muerte por la enfermedad y en el contexto global de la elevada demanda de vacunas y la producción limitada de estos insumos existente en ese momento.

Espera de diez cuadras con una temperatura de -1° en el centro de la provincia. Ocurrió el pasado miércoles. Javier Aguirre

Esta estrategia de priorización planteó el seguimiento y evaluación de su efectividad y, según resultados preliminares, quedó demostrado que, para todas las personas de 60 años y más, la aplicación de una dosis de vacuna Sputnik V y AstraZeneca ofrece una efectividad entre el 75 al 80% en cuanto a la reducción de la mortalidad, y que la misma se sostienen durante el intervalo entre dosis establecido. Resultados compatibles a los demostrados por distintos grupos de investigación de todo el país.

Intervalos entre dosis

Vacunas basadas en plataformas de vectores virales (AstraZeneca/COVISHIELD y Sputnik V): respetar un intervalo mínimo de 8 semanas (2 meses o 60 días) entre la primera y segunda dosis. Par lo cual se recomienda la aplicación de la segunda dosis en forma escalonada priorizando de manera secuencial la población de mayor riesgo de enfermedad grave y muerte (mayores de 60 y personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo) para completar esquemas, en función del tiempo transcurrido de la primera dosis y de la disponibilidad del insumo.

Sinoprham

Vacunas basadas en plataformas de virus inactivados (Sinopharm): respetar un intervalo mínimo de 4 semanas (1 mes) entre la primera y segunda dosis. Es necesario remarcar que, estas últimas recomendaciones surgen en función de la situación epidemiológica vigente en Argentina y en el resto del mundo, del grado de avance de vacunación en la población objetivo, del riesgo potencial que implican las variantes virales de preocupación y de la disponibilidad actual de vacunas.

Tras el colapso de dos vacunatorios el pasado miércoles, se continuó durante la madrugada con 1° de temperatura, la gente acudió igual para acceder a la segunda dosis.Javier Aguirre