Leonardo Fernández trabaja de cobrar el estacionamiento medido en el microcentro de la ciudad de Corrientes, todos los días mañana y tarde no importa las condiciones climáticas se encuentra en su lugar asignado por calle San Juan. Lo particular es que encontró un cheque por dos millones de pesos y lo devolvió.

La historia tiene aristas particulares, además de encontrar el cheque tirado en el suelo tuvo que realizar una suerte de investigación para dar con el dueño del mismo. “Yo vivo en el Santa Catalina, allá tengo mi terreno y mi casita. Fui hasta el barrio San Antonio donde vive mi mamá para usar su guía telefónica” contó Leonardo a El Litoral.

Un tarjetero encontró un cheque de dos millones de pesos y lo devolvió.

Aprovechando las pocas guías telefónicas que hay entró a buscar el nombre que figuraba en el cheque hasta que logró dar con él. “Ni bien me atendió escuché ruido de papeles, se puso a revolver sus cosas, se ve que no tenía idea de que lo había perdido” comentó.

El titular del cheque rápidamente se percató de la pérdida y concertaron un encuentro en el mismo lugar donde trabaja Leonardo. "Llegó en una camioneta grande, modelo 2020, y me dio trescientos pesos de recompensa. Yo le pedí que me comprara mercadería para mi hijo, pan, harina, leche. Le dije que no quería efectivo, pero sí que me ayudara con algo de mayor valor" contó el trabajador. Sin mayores respuestas ni palabras el titular del cheque se retiró.