Virginia Bardach no tuvo el debut soñado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ya que quedó eliminada en las eliminatorias de los 400 metros combinados al completar la prueba en 5:01:98/100. La cordobesa se emocionó una vez finalizada la prueba y en plena entrevista, luego de que le mostraran un video de su papá.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: uno por uno, los cordobeses que competirán en Tokio 2020

“No me sentí muy bien ni en el agua, nada. Ya está”, opinó “Vicky” una vez terminada su participación en sus segundos Juegos Olímpicos. Pero el momento más emotivo seguiría a continuación cuando le mostraron un video de su papá, que no pudo viajar a Tokio, realizando un característico silbido.

“Hasta el Panamericano el proceso venía bárbaro y después fue como un año complicado, pero supongo que para todos. Fue un año difícil para todos los deportistas, no es excusa, pero no puedo hacer nada. Ya está, lo que pasó, pasó”, remarcó Virginia sobre su actuación, pero visiblemente emocionada.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: día y hora para ver a los cordobeses en Tokio 2020

Aun así valoró haber alcanzado accedido a sus segundos Juegos Olímpicos: “Obvio, la verdad que cuando clasifiqué lo que me llenó el alma es que todo el mundo me decía ‘Vicky te lo merecés’ y eso fue como bueno será que tanto trabajo, tanta trayectoria como que valió para que la gente que me conoce lo diga”. Y se sinceró: “No puedo seguir hablando después del chiflido”.