El sol reina en el cielo cordobés por segundo día consecutivo, al cierre de una semana marcada por el frío y las lluvias, que dieron en Córdoba un anticipo del otoño en pleno arranque de febrero.

Superados esos días, el verano vuelve algo tímido y este viernes comenzó con una temperatura de 16,8 grados, de acuerdo a los datos del Servicio Meteorológico Nacional.

El pronóstico prevé una máxima de 30, con un cielo que continuará libre de nubes por el resto de la mañana, mientras que se espera que esté algo nublado en horas de la tarde y la noche.