El ojo del Gran Hermano los descubrió robando en pleno Centro de la ciudad de Córdoba y con esa pista no tardaron en caer en las manos de la Policía, que los detuvo casi con las manos en la masa, este martes.

Todo había quedado registrado en las cámaras del sistema 911, cuyo registro aquí compartimos y que permite identificar algunos de los métodos y los trucos que usan estos indeseables malvivientes que proliferan en las calles cordobesas.

Las imágenes muestran con total claridad cómo dos hombres y una mujer se organizaban para sustraer los elementos a las personas que caminaban por el sector.

Valiéndose de campera para ocultar los movimientos de sus manos, una mujer tomaba los elementos y los escondía con rapidez.