El fiscal Sebastián Romero elevó a juicio una causa que tiene a una pareja acusada de vender drogas en su casa en la localidad de Villa Santa Rosa del Río Primero, donde además dirigía un gimnasio de boxeo durante el aislamiento por la pandemia del coronavirus.

Según informó el Ministerio Público Fiscal, luego de algunos meses de investigación, la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) allanó la vivienda de la pareja, en julio. De acuerdo con la investigación, se dedicaba a comercializar estupefacientes en el lugar.

Al momento de la irrupción del grupo táctico, los acusados, un hombre de 58 años profesor de boxeo y una mujer de 34 boxeadora federada, se resistieron al proceder policial mediante golpes y forcejeos antes de ser reducidos. 

Se halló cocaína y marihuana fraccionada en pequeñas dosis, y los investigadores dieron detectaron un salón con máquinas para entrenar y hasta un ring de box en el patio trasero.

La causa fue elevada a juicio por los delitos de comercialización de estupefacientes agravada en función del lugar de comisión, violación a las medidas sanitarias dispuestas para evitar la propagación de una epidemia y resistencia a la autoridad.

La causa quedó en la Cámara Octava de esta ciudad, a la espera del plenario.