El jueves trajo otro golpe a los bolsillos de los cordobeses en una semana que comenzó con el aumento de los combustibles y que va concluyendo con una marcada alza en el precio del pan de cada día, en toda la provincia de Córdoba.

Aunque el aumento ya se había anunciado ayer, esta mañana era el momento para sentirlo frente a los mostradores de las panaderías cordobesas, donde ya están a la vista los nuevos precios de los principales panificados, que superan la marca de los 160 pesos el kilo.

Para calentar más el clima, voces del sector panadero cordobés anticipan que al calor de la inflación se amasan nuevos aumentos, dadas las alzas de los precios de los insumos y los tarifazos en la energía que ya se avizoran en la provincia de Córdoba.

Así las cosas y hasta nuevo aumento, el pan francés cotiza a 160 el kilo, el pan mignon a 180 y el pan criollo común supera los 250, por kilo.

Sobre eventuales nuevos aumentos de precios, Rinaldo Rusconi, titular del Centro de Industriales Panaderos y Afines de Córdoba argumentó que este 15 por ciento que entró en vigencia es “sólo para cubrir la suba de insumos y costos que se dispararon desde el 20 de enero”, dijo.

“No descartamos volver a realizar subas más pequeñas en la medida en la que las variables se sigan moviendo por la inflación, por lo que puede seguir habiendo retoques en los precios en los próximos días”, anticipó, en diálogo con el programa Pensavalle Informa de Radio Universidad.