Un empleado de la Municipalidad de Río Tercero fue condenado a prisión por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Se trata de Joaquín Paredes (29), quien se desempeñaba también como árbitro de fútbol en la Liga Regional Riotercerense.

//Mirá también: Trasladaron a parte de la banda narco dirigida por tres policías a la ciudad de Córdoba

Paredes recibió una pena unificada de cinco años y seis meses de cárcel. Además, se le suma una condena anterior, que data de septiembre de 2018, donde había sido encontrado culpable por robo calificado por escalamiento.

Por ese hecho, el joven estaba libre ya que la pena era de ejecución condicional. Pero el 22 de julio de 2020 fue detenido por la Fuerza Policial Antinarcotráfico en una ruta provincial a la altura de la localidad de Corralito. Cuando lo revisaron, le encontraron 140 dosis de cocaína escondidas entre su ropa.

//Mirá también: Desbarataron dos puntos de venta de droga en Córdoba: dos mujeres detenidas

Tras el hecho, Paredes admitió que vendía las drogas y aceptó la pena en un juicio abreviado.