Una grave denuncia envuelve a una enfermera de la ciudad de Río Cuarto, a quien acusan de robar dosis de vacunas contra el Covid-19. El hecho ocurrió en el vacunatorio instalado en el Polideportivo Municipal.

Fueron las autoridades sanitarias quienes detectaron el martes una dosis faltante, luego del recuento diario. Por lo que intervino la fiscalía para investigar el hecho. A cargo del caso se encuentra el fiscal municipal, Ricardo Muñoz.

//Mirá también: Córdoba empieza a vacunar a mayores de 60 años sin comorbilidades.

El letrado junto al subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Lucas Stefanini, precisaron que aparataron a tres trabajadoras de salud, de las cuales recaen las sospechas sobre una mujer que cumple funciones desde hace más de 15 años.

“Hay controles internos muy exhaustivos sobre la cantidad de vacunas que se administran y que se entregan a las diferentes células. En ese contexto, encontramos en una de las mesas el faltante de una vacuna”, dijo Stefanini.

El funcionario municipal comentó en la conferencia de prensa que se desconoce si la dosis llegó a ser aplicada de manera clandestina luego de ser retirada del ámbito de la campaña. Muñoz, por su parte, precisó que se abrió un sumario administrativo y se suspendió provisoriamente a una de las enfermeras, que forma parte de la planta permanente.

El subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud explicó que realizan un control estricto de las aplicaciones que se concretan y de las dosis que se disponen, y que todo ello es informado al Ministerio de Salud de Córdoba.