Revés en la causa por la muerte de Joaquín González: la autopsia reveló que no murió por un golpe

El joven falleció tras una pelea callejera a la salida de un baile en Alta Gracia. Este dato favorecería al único imputado por su deceso.

Revés en la causa por la muerte de Joaquín González: la autopsia reveló que no murió por un golpe

La causa que investiga la muerte de Joaquín González, el joven de 19 años que falleció tras una pelea callejera en Alta Gracia, dio un importante vuelco este martes. Es que, en las últimas horas se dio a conocer que la autopsia indica que murió por inhibición, es decir, que no fue por un golpe.

Según informó El Doce, este resultado de las pericias señalan que la verdadera causa de muerte del joven tiene que ver con una situación de estrés. En este sentido, desde la Fiscalía señalaron que el estudio arroja “contundentes conclusiones”.

De esta forma, la imputación de Joe Heredia, el único apuntado por el deceso de Joaquín, pasaría de homicidio simple a homicidio preterintencional. Se trata de una carátula más leve, que implica que el acusado agrede con el fin de causar un daño en otra persona pero se termina produciendo la muerte, aún cuando el medio empleado no debía ocasionarla.

Cabe destacar que Heredia se encuentra preso en la cárcel de Bouwer pero ante este giro, su abogada Agustina Sisso Lavayen ya presentó un recurso al juez de control para solicitar su liberación.

¿Qué dice la familia de Joaquín?

Ante esta situación, el papá de Joaquín explicó que ellos sólo vieron una autopsia que dice que su hijo “murió golpeado”. Algo similar planteó la tía del joven fallecido, quien aseguró que a su abogado “le llegó la autopsia con un golpe”.