El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, elige el silencio y mantiene en privado sus opiniones sobre la crisis política que jaquea al presidente Alberto Fernández, tras la dura derrota del oficialismo en la PASO 2021.

//Mirá también: Alberto Fernández y su apoyo por redes sociales tras el quiebre del Gobierno: a qué publicaciones le dio “Me Gusta”

Como en otras oportunidades y en otras problemáticas, Schiaretti mantiene reserva y observa, distante, cómo se desarrolla el choque y las presiones entre las placas tectónicas que forman la alianza gobernante de Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la vicepresidenta.

Este jueves, del entorno cercano a Schiaretti comentaron a los periodistas de radio Cadena 3, que el gobernador se llamó a silencio pero sigue de cerca la evolución de las acciones y espera que el conflicto se solucione en el corto plazo.

“Es necesario que se pongan a tratar de solucionar los graves problemas del país”, fue lo que confió un vocero al medio colega, como sentando la opinión que parece tener el primer mandatario cordobés, que seguramente toma consejo de aquel refrán de “cuando los tigres se pelean”, al que apeló Vladimir Putin para fijar la posición rusa en la guerra comercial entre chinos y estadounidenses.