Las reuniones y eventos ilegales siguen ocurriendo en la provincia de Córdoba a pesar de las normativas que lo prohiben, para evitar la propagación del coronavirus. El pasado fin de semana, un hecho de estas características se desarrollaba en Río Cuarto en un torneo de bochas que congregó a más de mil personas. Ahora, se trató de un toneo de fútbol infantil que se desarrollaba en la ciudad de Pilar.

El evento tenía como sede el Costanera Club de la localidad antes mencionada, y participaban alrededor de 250 personas, entre niños y padres. La situación fue denunciada por un vecino de la zona que llamó al personal policial para que descomprima el evento. Según se supo, estaba organizado por un profesor del club Talleres de Pilar.

Ante el llamado, los efectivos se apersonaron en el lugar y constataron la masividad de concurrentes que había en el lugar. De esta manera, el encuentro clandestino fue desalojado y el organizador fue detenido por los delitos del Código Penal que tipifican la propagación de enfermedades y que atentan contras las medidas dispuestas por el gobierno en el marco de la emergencia sanitaria vigente.