A nueve meses del cierre obligado todo sigue como está para los cines de Córdoba y son los trabajadores los más golpeados por esta cuarentena, los que piden ser escuchados en su único clamor: volver a trabajar.

Para manifestarse, los trabajadores del cine se han convocado a una marcha a las puertas de la galería Gran Rex, en la avenida General Paz, para exteriorizar su pedido y su preocupación ya que no se ve reactivación de la industria.

Sobre esta problemática, Graciela Barcos, del sindicato de trabajadores del espectáculo, Sutep, ha dicho esta mañana: “queremos reabrir con protocolos. Hay muchos puestos de trabajo en riesgo”, alertó.

Seguidamente agregó que “solicitamos al Gobierno de la provincia una fecha concreta para la apertura de las salas de cine”, comentó en declaraciones a Cadena 3.

Sobre la acuciante realidad de casi un año completo sin poder trabajar, la sindicalista indicó que “muchas empresas han estado pagando el 75 por ciento del salario, pero otras ya dejaron de hacerlo y, con ello, los empleados sólo están cobrando el ATP que pronto dejará de pagarse”, lamentó.