El Ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac, analizó el impacto que tuvieron las medidas de cerrar las escuelas ante la pandemia y reconoció que se perdieron “cuatro meses de clases”, aunque defendió las políticas que llevó a cabo argumentando la existencia de “un consenso generalizado”, sobre el tema.

//Mirá también: Desde UEPC califican de “inexplicable” la decisión de volver a las clases presenciales

Sobre los prolongados meses de escuelas cerradas en la provincia, el ministro argumentó: “Había un consenso generalizado de la sociedad y de todos los gobiernos que había que hacer ese proceso, pero perdimos cuatro meses de clases”, dijo en declaraciones a Cadena 3, este miércoles.

Sin llegar a una autocrítica contundente, el funcionario opinó sobre lo sucedido a partir del 20 de marzo de 2020 y expresó que “cuando llegó la pandemia con mayor impacto en las provincias, ojalá hubiésemos podido actuar distinto”, aseguró.

Por último, consideró como atenuante que la llegada del coronavirus “fue un momento que nos aturdió y eso impactó en el empleo, en la pobreza y en la educación. Eso lo tenemos que reconstruir”, dijo.