Les cobraron una fortuna y no les dieron comida: la denuncia contra un salón de Córdoba que se volvió viral

Una usuaria de TikTok publicó una seguidilla de videos sobre lo que le sucedió en un conocido salón de fiestas de Córdoba.

El suceso tuvo lugar en el salón de fiestas Estación Mitre, en Córdoba.
El suceso tuvo lugar en el salón de fiestas Estación Mitre, en Córdoba.

En las últimas horas, se volvió viral en las redes sociales una serie de videos, que muestran una insólita situación que vivió un grupo de egresados de secundario de Córdoba. Sucedió en el salón de fiestas Estación Mitre.

Esto es una estafa, ¿o no?” se escucha al comienzo del primer video, que muestra a una mujer hablando por micrófono en medio del salón. “El dueño se está lavando las manos y nos está diciendo que no hay pata”, siguió. Al parecer, pata flambeada era el menú principal de la noche.

“Pero cuando recibió la plata estuvo dispuesto, preparado, fue el primero en recibir la plata de cada uno de nosotros”, dijo la mujer.

LA DENUNCIA VIRAL CONTRA UN SALÓN DE FIESTAS DE CÓRDOBA

“Me parece que es una falta de respeto total. Tito, te estoy hablando a vos. Es una falta de respeto total a todos los padres y a todos los egresados”, sentenció la mujer y lo invitó a dar su palabra: “Dale, vení a hablar, acá se escuchan las dos campanas”.

El hombre, reconocido como “Tito” afirmó: “Lo reconozco. Pido por favor que quien quiera comer algo más me lo diga porque hay de todas las otras cosas y sino, empezamos el baile”. En ese momento, los egresados comenzaron a gritar con enojo, reclamando por “la comida que faltaba”.

Salón de fiestas Salón Mitre, en Córdoba.
Salón de fiestas Salón Mitre, en Córdoba. Foto: Web

Ante esto, la mujer respondió: “Tito, vuelvo a repetir. Esta firmado un contrato y por ley, se tiene que cumplir. En el contrato dice que hay pata y la pata no está. Entonces, yo como mamá quiero la devolución del dinero porque esto es una estafa”.

“Los chicos la han pasado re mal. 30 lucas para sanguches. Para eso, me quedo en mi casa y hago un asado para todos”, exclamó. En otro de los videos, los encargados del salón junto con Tito, aludieron que “se olvidaron” de comprar pata flambeada. “Cuando se comete un error, se comete un error”, dijo uno.

Otras madres intervinieron en la discusión. “Pagamos 30.000 pesos y falta un menú”, reclamaron. “Vuelvan a la mesa y seguimos sirviendo todo lo que quieran”, insistió Tito. “Sigamos comiendo sanguchitos de miga en una cena”, sentenciaron.

Temas Relacionados