Después de que fuera sorprendido en un encuentro social nocturno en pleno toque de queda en Italia por la pandemia, Paulo Dybala parece haber ingresado en un marcado desencuentro con la Juventus, que le ofrecería un contrato mucho menor a lo esperado por el delantero, como para forzar su salida.

Según publicó el medio Calciomercato, el cordobés ex Instituto pretende 15 millones de euros anuales para renovar el contrato que finaliza en 2022. Pero desde el club le ofrecerían apenas la mitad de ese monto, lo que derivaría en que emigre en el próximo mercado de pases. El Chelsea, el PSG e incluso el Barcelona, son los posibles destinos para la Joya.

Multado por el club, Dybala no fue tenido en cuenta para el clásico con el Torino para un equipo que empató 2 a 2 y está a 12 puntos del líder Inter, en el cuarto puesto. Pero retomó los entrenamientos para volver a ser tenido en cuenta después de 80 días sin pisar las canchas por lesión.