Casi cinco años después, la Cámara Civil y Comercial de 2ª Nominación condenó al Gobierno de Córdoba a pagar un resarcimiento económico a la familia por la muerte de Selene, ratificando la sentencia de primera instancia.

//Mirá también: Emotiva carta de despedida a Agustín Burgos, víctima fatal del accidente en Circunvalación

“El hecho de que haya terminado el juicio, nos alivia. Pero no por el dinero del resarcimiento: ni con un millón de dólares vamos a poder recuperar a nuestra hija. Pero al menos no le va a pasar lo mismo a otro niño”, dijo Diego Córdoba, papá de la niña de 12 años que el 18 de junio de 2016 golpeó su cabeza contra una baranda de la explanada del Archivo Histórico y Centro Cultural Córdoba, mientras hacía culipatín.

Días atrás venció el plazo para que la Provincia planteara un recurso de casación ante el Tribunal Superior de Justicia, por lo que la sentencia quedó firme. Ahora, el Estado provincial deberá abonar una suma millonaria a la familia.

“Se trata de un caso muy especial. El fallo condena a la Provincia a pagar un monto importante a la familia en concepto de daño moral y por perdida de chance de ayuda futura. Con el fallo ya firme, iniciamos ahora el trámite de ejecución de sentencia”, le dijo a La Voz Facundo Martínez Paz, letrado del estudio jurídico Martínez Paz & Asociados que patrocinó a la familia de Selene.

Según el abogado, los jueces entendieron que, de haberse tomado las medidas de seguridad necesarias, la muerte de la niña no hubiera sucedido. “Es más, las paravalanchas que se colocaron en el lugar meses antes del accidente, aumentaron el riesgo. La pericia técnica determinó que Selene golpeó contra la baranda a una velocidad de 43 kilómetros por hora”, explicó Martínez Paz.

La justicia entendió que la niña tuvo parte de responsabilidad en el hecho, por la decisión de tirarse por la explanada, pero consideró que el compromiso mayor fue de la Provincia, tanto por acción (al colocar elementos peligrosos en la plaza seca) como por omisión (al no controlar debidamente el lugar e impedir esas prácticas).

El hecho

El sábado 18 de junio de 2016, Selene planeaba ir al cine con su amiga Lourdes y otros compañeros. Pero el plan no se concretó, y las dos niñas decidieron aprovechar la tarde para pasear por el Parque Sarmiento.

Al llegar, advirtieron que otros niños y adolescentes estaban tirándose en culipatín por la explanada formada por el techo del Archivo Histórico del Centro Cultural (ubicado en Poeta Lugones al 400, de barrio Nueva Córdoba).

Las dos niñas subieron por las escaleras hasta lo más alto y se lanzaron. Ambas resultaron heridas, pero Selene llevó la peor parte: golpeó fuertemente con su cabeza contra una de las barandas de hierro que oficiaban paradójicamente como protección.

Aunque fue derivada de inmediato al Hospital de Niños, donde fue intervenida de urgencia y permaneció internada, dos días más tarde falleció.

Hasta ese momento, los accidentes en la explanada del Centro Cultural eran moneda corriente. En su gran mayoría, las víctimas eran chicos y jóvenes. Un hecho grave sucedido en agosto de 2015 había llevado a las autoridades a poner paraavalanchas en el lugar y a pintar el piso con un material antideslizante.

Pero la peligrosa explanada siguió utilizándose como improvisada pista de culipatín por cientos de chicos, hasta que murió Selene. Luego de ello, la Provincia instaló una suerte de guardia policial permanente en el lugar, y prometió rodear la zona con una verja de hierro para impedir el paso, lo que se concretó meses más tarde.