Finalmente este miércoles, condenaron a Carlos Borgobello, intendente de Estación General Paz, a tres años de prisión y cuatro de inhabilitación para ejercer cargos públicos -ambos casos de ejecución condicional-, por labrar infracciones de tránsito mediante fotomultas, sistema ilegal en la provincia.

//Mirá también: De Loredo respecto a las fotomultas: “No deben tener un fin recaudatorio sino preventivo”

Aun así, Borgobello podrá seguir ejerciendo el cargo de intendente hasta que la sentencia quede firme, aunque ya anticiparon que que apelarán la sentencia. Es más, el mandatario está en su cargo desde 2007, de manera ininterrumpida y responde al espacio Hacemos por Córdoba que lidera el gobernador Juan Schiaretti.

También fueron condenados el entonces juez de Faltas municipal, Daniel Torres, y Virginia Guala, quien estaba a cargo del sistema de las cámaras de las fotomultas y radares de velocidad. En ambos casos los funcionarios fueron condenados a dos años y ocho meses de prisión condicional e inhabilitación para ejercer la función pública durante tres años. Tanto el intendente como los otros dos funcionarios deberán desempeñar tareas comunitarias.

//Mirá también: De Loredo respecto a las fotomultas: “No deben tener un fin recaudatorio sino preventivo”

De acuerdo a la investigación, entre 2008 y 20210, la comuna de Estación General Paz aplicó un promedio de 50.000 fotomultas por año, por excesos de velocidad a la altura del kilómetro 735 de la Ruta 9.