Instituto se prepara para jugar su primera “final” el próximo domingo ante Defensores de Belgrano. El partido se enmarca en la primera ronda del Reducido de la Primera Nacional, que llevará a dos equipos al ascenso.

Ante esto, se supo que el encuentro se realizará en el estadio de Villa Dálmine, como una “cancha neutral”. Pero, la diferencia de distancias no es la misma para ambos equipos.

Es por esto que, el presidente de Instituto, Roberto Castoldi, envió una carta al presidente de AFA, Claudio Tapia, mostrando su preocupación por la sede elegida, la cual se encuentra en localidad de Campana, provincia de Buenos Aires.

Entonces, mientras que Defensores de Belgrano deberá viajar sólo 80 kilómetros hasta Campana, La Gloria deberá recorrer un trecho mucho más largo. Con una distancia aproximada de 700 kilómetros. En este sentido, Castoldi expresó: “Resulta un verdadero absurdo que un club recorra solo 80 kilómetros desde su sede y el otro casi 800 kilómetros”.

Pero, hace unas horas, la dirigencia albirroja informó que acatará la medida impuesta porque “tenemos total confianza en nuestro cuerpo técnico y jugadores”.

“Estamos preparados para superar todos los obstáculos. Podemos jugar adonde sea pero nuestras convicciones están por encima de cualquier alternativa. Instituto va a continuar creciendo. Donde nos toque”, finalizó el comunicado.

El partido se jugará el domingo 17 de enero desde las 17.10.