La ley de Salud Mental en Córdoba vuelve a ponerse en jaque después del horror que vivió una familia el pasado sábado en barrio Kairós, en la ciudad capital. Eric Van De Velde (28) tenía un historial psiquiátrico y su padre aseguró que “rogó” al Juzgado “que lo internara” pero no obtuvo respuestas.

Alfredo Van De Velde habló con ElDoce.tv y contó sobre los padecimientos psiquiátricos de su hijo. Aseguró que estuvo “dos o tres meses” bajo tratamiento en Córdoba y luego “salió muy bien”. Además, detalló que también fue internado en Buenos Aires, pero se escapaba de los lugares donde recibía asistencia.

“Yo lo quiero mucho y lo amo porque es mi hijo, pero si él vuelve a salir corremos peligro todos”, expresó Alfredo, quien contó que hacía mucho no tenía contacto con el joven pero que sus hermanas le habían dicho “que no estaba bien”.

Finalmente, señaló que a los familiares los veía “como enemigos”. Y puntualizó: “No era él, él ya no tenía el control de su mente ni de su vida”.

Podría ser inimputable

Van De Velde asesinó a su sobrino de sólo 12 años e hirió de gravedad a su mamá (58) y hermana (38) con un machete. Fueron vecinos quienes lograron detener las agresiones y evitar que las mujeres tengan un peor final.

Actualmente, Eric Van De Velde fue trasladado del hospital Tránsito Cáceres al Centro Psíquico Asistencial (CPA) de la Justicia de Córdoba, a la espera de una resolución judicial.

La causa está a cargo del fiscal de violencia familiar, Cristian Griffi, quien caratuló el hecho -a prima facie- como homicidio simple, lesiones graves y lesiones leves calificadas en concurso real. Sin embargo, resta que las pericias interdisciplinaria determinen si el acusado comprendía sus actos y era imputable.