Un golazo de Julián Álvarez, delantero cordobés de Calchín, y otro de Matías Suárez, figura de River, abultaron la chapa para el 5-0 con el que el Millonario apabulló a Racing Club 5-0 en la final de la Supercopa Argentina en el nuevo Estadio Único de Santiago del Estero.

Álvarez ingresó en el segundo tiempo a los 22, con el partido 1 a 0 para River. Y en la primera que tocó armó una jugada descomunal, para poner el 2-0 e iniciar el camino de una goleada histórica.

Es que el equipo de Marcelo Gallardo anotó tres goles en cuatro minutos para una Academia que quedó para el papelón. En el quinto, Suárez la empujó con el arco vacío después de otra gran acción de Álvarez.