Las cuestiones del destino llevaron al cordobés Andrés Di Fini, que trabaja en el Hospital de Udine (Italia), a atender a un joven que se encontraba con la mitad del cuerpo paralizado. La historia no sería tan llamativa si no fuera porque ese muchacho internado era otro argentino.

//Mirá también: Hospital de Niños: emotivo agradecimiento al personal de salud por salvar a su pequeño hijo

Ninguno de los dos sabían que ambos eran compatriotas y luego de una charla, en italiano, en la habitación Lucas Silvestro le preguntó a Andrés de dónde era y al escuchar que era de Argentina la emoción fue incontrolable.

Silvestro se encuentra internado ya que le detectaron un tumor en la cabeza por lo que tiene paralizado parte de su cuerpo. Por los protocolos de coronavirus, el joven no tiene permitido ver a su familia y es por eso que Andrés aprovechó la ocasión para cantarle una canción y llevarle algo de alegría.

“Fue un milagro. Entablamos una amistad grande y se me ocurrió, sin pensarlo en hacerlo viral, de llevarle un poco de música. Lo que él tiene es terminal, así que era para alegrarlo un poco”, explicó Andrés en diálogo con Telefé Córdoba.

“En Alemania encontraron un tratamiento donde pueden alargarle la vida un par de años más. En ‘criollo’: le van a inyectar muchas dosis de un virus que va a carcomer ese tumor. Este tratamiento es muy muy caro y la familia creó un sistema de donación para aquellos que quieran donar puedan hacerlo”, detalló el cordobés.

//Mirá también: Emotivo acto en Córdoba, a un año de la muerte de Solange Musse

“Le decía siempre a Lucas, sos el amigo de Córdoba, mi hermano, mi familia. Fue como si lo hubiera conocido de toda la vida, fue mágico”, concluyó.

Según contó Andrés en su cuenta de Instagram, Lucas se encuentra internado en otro hospital de Italia, cercano a su hogar.

Se puede seguir el día a día y progreso de Lucas en la cuenta de instagram “Unidos por Lucase”. Quienes quieran donar dinero para la causa pueden hacerlo ingresando al siguente link.