La Conmebol confirmó que la final de la Copa Sudamericana se jugará en el estadio Mario Alberto Kempes, el 1 de octubre. Al respecto, el vicegobernador Manuel Calvo valoró la decisión y aseguró que el evento será beneficioso para el turismo, el trabajo y las divisas de la provincia.

No es casualidad que, por varios años consecutivos, nuestro Estadio se haya convertido en sede de distintos eventos deportivos, de finales muy importantes, porque se ha trabajado mucho para lograrlo”, compartió el funcionario.

En tanto, destacó: “Planificamos un Polo Deportivo Kempes, que fue puesto en marcha y se potenció con otras obras y buenas decisiones del Gobierno provincial, como la conectividad vial a través del cierre de la Circunvalación. Eso sumado a nuestro hub aéreo, a la excelencia de la hotelería y la gastronomía de Córdoba, ha permitido que hoy vivamos esta realidad en la provincia”.

“Hoy ya es un hecho que Córdoba está consolidada como destino de eventos internacionales de esta magnitud, capaces de reunir a casi 60 mil personas”, compartió Calvo. Y concluyó: “Estamos muy felices por haber sido designados nuevamente sede de una final tan importante para Sudamérica”.