La Selección Argentina masculina de básquet sumó su segunda derrota en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al caer con España, pero el que protagonizó un momento muy particular fue una de las figuras argentinas, Facundo Campazzo. El cordobés se enojó en el cuarto cuarto y se rompió la remera al mejor estilo “Hulk”.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: día y hora para ver a los cordobeses en Tokio 2020

La rabia de Facu venía porque alcanzó la quinta falta durante el partido ante España y debió terminar los últimos minutos sentado en el banco. Luego de la derrota ante los europeos Argentina se medirá con Japón del domingo a la 1.40 en búsqueda de la clasificación que le permita seguir con el sueño de medallas.

Al final del partido Campazzo analizó: “Jugaron mejor, hicimos buenos pasajes, hay que ser positivos. Fuimos agresivos, por momentos los pudimos controlar. El segundo tiempo fue en gran parte de ellos, teníamos que bajarle el porcentaje de puntos y no lo pudimos hacer. Seguimos teniendo esperanzas en clasificar, el próximo rival es Japón y estamos mentalizados en eso”.

Y especificó: “Nos quedamos sin gol, no pudimos defender como veníamos defendiendo el primer tiempo. Hay que dar vuelta la página, tenemos dos días para descansar y pensar en Japón”.

//Mirá también: Luis Scola, claro con el presente de la Selección de básquet: “Me preocupan algunos malos hábitos”

La particularidad del próximo rival es que su director técnico es un viejo conocido, Julio Lamas. Sobre esto, el jugador de Denver Nuggets de la NBA especificó: “Es nuestra próxima final y teneos que intentar hacer lo mejor posible, jugar bien al básquet y obviamente intentar ganar. Julio nos conoce, sabe como jugamos individual y colectivamente, va a ser un juego super táctico. Tenemos que defender duro, atacar desde nuestra defensa e intentar llevarlo, ganarlo como sea”.