El golfista Ángel Cabrera arribó este sábado pasado el mediodía al aeropuerto Taravella de Córdoba, extraditado de Brasil y procedente de Puerto Iguazú, con prisión preventiva y para afrontar desde el 1 de julio un juicio por denuncias de violencia de género.

//Mirá también: Ángel Pato Cabrera: dictan prisión preventiva antes de su llegada a Córdoba

El Pato fue trasladado primeramente a una dependencia judicial de la calle Duarte Quirós, donde le practicarán exámenes médicos y un hisopado para descartar contagio de coronavirus. Luego sería trasladado a la penitenciaría de Bouwer, donde permanecerá aislado de los demás reclusos por 14 días por venir del exterior.

//Mirá también: Habló el Pato Cabrera a la espera de su juicio por violencia de género: “Todos cometemos errores”

En Bouwer aguardará el inicio del juicio por lesiones leves calificadas y amenazas contra Cecilia Torres Mana, su x pareja. “Es una situación difícil, nunca pensé estar en este momento”, manifestó el golfista en declaraciones antes de su regreso a Córdoba.

Aseguró que la pasó “muy mal” durante los cinco meses que estuvo preso en una cárcel de Río de Janeiro y que viene a demostrar su inocencia. “Cada vez tenía más miedo, crearon un monstruo del ‘Pato’ Cabrera. Voy a demostrar con la verdad que soy inocente”.

Prófugo

La fiscal Laura Batistelli le respondió a Cabrera: “Prófugo de la Justicia no es estar escondido en una playa ni dentro de un baúl, es sustraerse a un proceso habiendo sido llamado por la Justicia y habiendo previamente violado su condición de la libertad de la cual gozaba antes de irse de este país”.

En declaraciones a Cadena 3 añadió que el golfista, por esta misma causa, las veces anteriores había comunicado su salida del país por fines laborales. “El hecho de que estuviera visible en Estados Unidos (en referencia a la transmisión del evento de golf por TV), no quita su condición de prófugo”, explicó.

En ese sentido la jueza Mónica Traballini señaló que Cabrera pretendía volverse a Estado Unidos desde Brasil, y cita una reserva de un vuelo para volar a Miami el 20 de enero. Mientras, esperaba escondido en un departamento de Río de Janeiro.