En una crisis económica que golpea más duro a las familias cordobesas, se espera por estas horas un nuevo aumento en el precio del pan, esta vez impulsado por el incremento en el valor de la bolsa de harina subsidiada.

De acuerdo a empresarios del sector, los incrementos en las harinas ya estaban pautados y lo que se evalúa es cómo se traducirá en el mostrador, tanto para panificados como pastas frescas, en breve.

Sobre el tema, Marcelo Caula, presidente del Centro de Industriales Panaderos de Córdoba, ha dicho: “La semana pasada nos avisaron desde un molino que vende harina subsidiada que iba tener un incremento de un 8 por ciento pero eso ya venía previsto desde el día que se firmó el compromiso con el fideicomiso, que todos los meses iba a tener un incremento aproximado de un 5 a un 8″, dijo.

En tal sentido, los aumentos a los clientes podrían estar en el orden del 10 al 15 por ciento, con precios de 300 pesos para el francés; 330, el mignon y 550, el criollo.