Una especie de regalo de Reyes fue el que le hizo la Banda de Música de la Policía de Córdoba a Gabriela Hernández, una joven mamá que canta en la peatonal cordobesa junto a su pequeño hijo Agustín.

“Su talento no pasó desapercibido y los efectivos policiales organizaron una sorpresa para ella, mientras cantaba una popular melodía, los músicos de la banda fueron apareciendo en la tradicional esquina de San Martín y 9 de Julio”, explicaron desde la fuerza.

Por su parte, Gabriela comentó: “El lunes recibí un mensaje de que me iban a llevar un regalo para Agustín, pero me encontré con la orquesta de la Policía. Fue emocionante y me lloré todo”.

Lógicamente las personas que pasaban por la zona se frenaron a ver el show y aplaudieron y se emocionaron con el espectáculo que estaban brindando.

“Fue algo emocionante para mí haber tenido ese privilegio de cantar con esta banda”, se emocionó Gabriela.

Por su parte, el director de la Banda de Música de la Policía, comisario inspector Sebastián del Carpio contó: “Para nosotros la intención fue sorprenderla y hacerla sentir lo que ella quiso, que es cantar música en vivo”.