La última semana de enero comenzará con el clima caluroso e inestable de los últimos días en Córdoba. Se espera un lunes agobiante, con el viento soplando del sector norte, lo que causará una bomba de aire caliente y húmedo en toda la provincia. Y siguen vigentes alertas.

En la tarde la temperatura llegará a 33 grados, con una sensación térmica más elevada, según los datos del Servicio Meteorológico Nacional. Y seguirán las lluvias en la tarde y la noche, como ocurrió el domingo, con un temporal en Agua de Oro.

El martes las condiciones variarán por el avance de un frente frío. Hay probabilidades de chaparrones y tormentas que pueden ser fuertes durante toda la jornada, y con un alivio por que la temperatura no irá en aumento.

El miércoles, en tanto, habrá un mejoramiento temporario y cielo parcialmente nublado. Mientras que jueves y viernes se presentan con más lluvias y temperaturas que no superarán los 30 grados.