En el contexto de la segunda ola del coronavirus en Córdoba, diferentes localidades del interior, promueven ordenanzas en contra de las fiestas clandestinas.

Las medidas no solo buscan sancionar la realización de los encuentros clandestinos, si no también prever disposiciones que vayan en contra de la difusión de las mismas.

//Mirá también: Córdoba: tuvieron que practicarle una cesárea a una adolescente con coronavirus para salvar al bebé

Este es el caso de Mendiolaza, que acaba de sancionar una ordenanza (896/2021) que estipula multas para quienes organizan y quienes difunden eventos en medio de la pandemia del coronavirus.

En el caso de detectarse una fiesta ilegal, las multas municipales será de hasta 500 mil pesos y también se estipula multas hasta 30 mil pesos para quienes participen de las mismas, según explicó el intendente de Mendiolaza, Daniel Salibi, a La Voz.

También se extienden sanciones a quienes difundan los eventos ilegales por redes sociales. En ese caso, las multas van desde los cinco mil pesos a los diez mil pesos.

La aplicación no sólo rige para los residentes de Mendiolaza sino también para los no residentes que promocionen las fiestas en esta ciudad y los controles los realizará el personal de municipio.

Salibi adelantó que presentará el proyecto a la Legislatura para que proponer que se se apruebe algo similar como norma provincial y que otras localidades puedan adherir al criterio con ordenanzas propias también.

//Mirá también: En Córdoba fallecieron 57 profesionales de la salud por Covid-19

En Villa María anteriormente también se es se aprobó una ordenanza de ese tipo que establece multas y trabajos comunitarios a quienes organicen fiestas clandestinas o las difundan de cualquier modo.

También para personas que con diagnóstico positivo de Covid-19 oculten sus contactos estrechos, y de ese modo compliquen la investigación epidemiológica.