La Justicia de Córdoba aplicó una condena de 11 años y medio de cárcel efectiva a un hombre que cometió abusos sexuales contra las amigas de su hija, todas menores de edad.

//Mirá también: Córdoba: denuncias de abuso “en manada” en la Escuela de Cadetes del Servicio Penitenciario

El caso fue ventilado en los Tribunales II de Córdoba y en el proceso el acusado admitió su responsabilidad y pidió disculpas ante el tribunal, contaron voceros judiciales a La Voz.

//Mirá también: Embalse: detenido, acusado de abusar de su propia hija

Así las cosas, el reo fue encontrado autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante continuado, abuso sexual gravemente ultrajante continuado agravado por el grave daño en la salud mental de la víctima y corrupción de menores agravada y corrupción de menores agravada.

Una historia de terror

Todos los hechos ocurrieron en la vivienda del condenado, en una población al norte de la capital provincial y las víctimas eran amigas de su hija, cuando esta tenía 10 años.

Según se estableció en el juicio, el hombre usaba distintos ardides para quedar a solas con las niñas y en una ocasión se las ingenió para abusar de tres menores en simultáneo.