El senador cordobés Carlos Caserio confirmó este sábado que el próximo martes comenzarán a debatir en comisión el proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de Grandes Fortunas, que busca recaudar 300 mil millones de pesos.

Este monto se destinará a planes productivos y sanitarios en el marco de la pandemia de coronavirus, y la intención del oficialismo es darle dictamen para que la iniciativa esté lista para ser tratada en el recinto de sesiones lo antes posible.

“Vamos a ingresarlo a la Comisión el martes a la tarde. No creo que lo dictaminemos inmediatamente. Nos vamos a tomar un par de días porque queremos escuchar a todos” anticipó Caserio, presidente de la comisión, en declaraciones a la agencia Télam.

La iniciativa será abordada por la Comisión de Presupuesto y Hacienda, tras la aprobación, el miércoles último, de la Cámara de Diputados. Caserio agregó que “la idea es darle dictamen cuanto antes”, aunque reconoció que “hay que estudiarlo”.

“No sé si vamos a hacerle algún cambio. Si lo consideramos necesario, lo haremos. No tenemos ningún impedimento en mejorar el proyecto”, explicó. “Si el proyecto es dictaminado la semana próxima, no estará listo para ser debatido en el recinto hasta la otra”, anadió, ante un eventual llamado a extraordinarias por parte del Poder Ejecutivo Nacional.

El proyecto fue aprobado en la madrugada del miércoles en la Cámara de Diputados, tras un debate de 13 horas, que luego continuó otras siete horas y media más para aprobar una iniciativa que protege los ecosistemas de los incendios accidentales o intencionales y prohíbe la venta de terrenos incendiados en plazos que van de 30 a 60 años, para evitar prácticas especulativas y emprendimientos inmobiliarios.

Desde el interbloque de Juntos por el Cambio, en tanto, adelantaron que no apoyarán la medida del Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, repitiendo el comportamiento de sus pares de la camara baja.

“Esta es una gran cortina de humo para hacerse los solidarios mientras eliminan el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)”, cuestionó la macrista Laura Rodríguez Machado.

Opinó que el proyecto “no es un elemento recaudatorio” y advirtió que existe una “doble imposición por un doble tributo”. Y según su visión, el oficialismo “demuestra un gran sesgo anti empresa”.

La iniciativa apunta a los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos y alcanzaría a menos de 10 mil personas, según la AFIP, es decir 0,8% del total de los contribuyentes que presentaron declaración jurada de bienes personales.

La recaudación se destinará a comprar equipamiento de salud para atender la pandemia, apoyar a las PyMEs con subsidios y créditos, urbanizar los barrios populares con obras que empleen a las/os vecinas/os de cada barrio, hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar gas natural; y financiar un relanzamiento del plan Progresar para que las/os jóvenes puedan seguir estudiando.

El proyecto fija también que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondería. No obstante, si la persona opta por retornar al país el 30% de sus tenencias financieras en el exterior, el diferencial se elimina y paga por todo, como si lo tuvieran en la Argentina.