Los ciudadanos de Córdoba que circulan por el sector sureste de la costanera o por la zona de calle Sargento Cabral han notado que la fisonomía cambió. Es que el tradicional vado que cruzaba por arriba del río Suquía ya es cosa del pasado y en la actualidad avanza a paso firme la construcción de un moderno puente que dejará atrás algunas dificultades que generaba el paso anterior.

La estructura del nuevo puente tiene 75,6 metros de longitud y 18,4 metros de ancho, con la particularidad de que ambos tableros extremos se van ensanchando desde las pilas a los estribos, alcanzando un ancho total de 28,8 metros.

Además, consta de tres luces, y cada una de ellas tiene 25 metros aproximadamente, y un total de 32 vigas pretensadas. Se diseñó con doble sentido de circulación, amplias veredas de ambos laterales y barandas peatonales. Estará iluminado con luminarias tipo LED y tendrá semaforización en sus intersecciones con la Costanera.

Así avanzan las obras en el Puente Sargento Cabral.Gobierno de Córdoba

Justamente este jueves, el gobernador Juan Schiaretti supervisó junto al ministro de Obras Públicas, Ricardo Sosa, los trabajos que se llevan a cabo en el sector. “Estamos aquí, arriba del nuevo puente Sargento Cabral, en el trabajo que estamos haciendo en la Costanera, que va desde las dos terminales hasta la Circunvalación. Esta obra es fundamental para comunicar el centro de la ciudad con Avenida de Circunvalación y salir hacia distintos puntos de nuestra Córdoba y del país”, aseguró Schiaretti.

La finalización de los trabajos está prevista para el primer trimestre del año próximo. Así lo aseguró el gobernador.

El nuevo puente se enmarca en las obras del Corredor Costanera, un conjunto de obras en el cuadrante Este de la capital cordobesa, destinado a dotar de conectividad al sistema de transporte interurbano e interprovincial, y a los vehículos livianos que ingresan o egresan del centro de la ciudad.

El proyecto integral fue diseñado con objetivo central de conectar la avenida de Circunvalación con las terminales de ómnibus T1 y T2, garantizando que el tránsito se desarrolle de manera armoniosa, ágil y segura.

Con respecto a este tema, el Schiaretti dijo: “Por eso es clave que esté terminada, porque es una obra que va a cambiar el tránsito de la ciudad de Córdoba, dando más seguridad, más tranquilidad y más celeridad para llegar al centro de la ciudad”.

Además del nuevo puente Sargento Cabral, resta finalizar la rotonda en el sector Norte de Costanera (barrio Yapeyú) y la refuncionalización del puente Yapeyú (calle Remedio de Escalada), en las cuales se realizará el acceso peatonal, la reposición y pintura de barandas peatonales y la semaforización de las intersecciones.