Tras cumplir su condena por el asesinato de su novia, en 1996, Fabián Tablado violó una orden perimetral sobre el padre de su víctima, fue detenido y expresó ante las autoridades su deseo de radicarse en Córdoba.

Tablado fue visto en inmediaciones del trabajo del papá de Carolina Aló y quedó detenido el miércoles, en Buenos Aires, donde fue indagado por su acercamiento no permitido.

En esa instancia, el autor de las 113 puñaladas a su novia, explicó que tras salir libre en febrero inició gestiones para mudarse y dejar el partido de Tigre, en provincia de Buenos Aires.

En esa declaración, contó que tiene una nueva pareja, una mujer cordobesa con la que planea mudarse en breve: “en el proceso de rehacer mi vida, estoy en pareja. Ella es de Córdoba y yo iría a vivir con los padres de ella en Bell Ville”, dijo a las autoridades.