Familiares de Leandro Vargas, el joven asesinado en Villa del Prado, despedían sus restos cuando dos empleados del cementerio municipal de Alta Gracia se enfrentaban a las trompadas.

Un familiar del Vargas tuvo que intervenir en la pelea para que frenaran con la violencia. En ese sentido desde Recursos Humanos del Municipio advirtieron que los dos sujetos ya no forman la plantilla de los empleados del cementerio.

//Mirá también: Villa del Prado: se había quejado de la inseguridad, lo mataron y vecinos quemaron la casa del homicida

El Intendente entendió que esto era inadmisible. Nosotros tomamos conocimiento del hecho en el día de ayer,  que había sucedido un supuesto altercado entre dos personas que se desempeñan en el cementerio municipal en el momento en que se estaba realizando un servicio de sepelio”, explicó José María González del área de RRHH a RESUMEN.

La funcionaria explicó que la decisión de desvincular a los trabajadores fue del propio intendente Marco Torres tras haber analizado los hechos.

Y agregó: “En este momento se están realizando las notificaciones correspondientes, el Intendente entendió que es algo que atenta contra el decoro que tienen que guardar los empleados públicos municipales en el ámbito de trabajo en el desempeño de sus funciones”.