Fue en la ciudad de Córdoba y la Justicia destacó que el niño "ocupa el lugar de hijo" en la familia que pidió su adopción.


La felicidad invade a una pareja de convivientes de Córdoba a la que le fue otorgada la adopción plena de un niño que la mujer ya tenía en guarda judicial y que a partir de ahora es un hijo más para ellos.

Según informaron fuentes judiciales, el Juzgado de Familia de 5° Nominación de la ciudad de Córdoba otorgó la adopción plena de un niño a una pareja de convivientes. En tal sentido, la jueza Mónica Parrello expresó que, si bien la acción fue instada sólo por la mujer, a quien se le otorgó la guarda judicial con fines de adopción del niño, luego fue readecuada y ampliada por la actora y su pareja. La magistrada destacó que este proceder habilitó la adopción conjunta del niño.

Parrello relató que a la audiencia fijada no solo las partes sino también los cuatro hijos del hombre; quienes fueron escuchados e informados acerca de la adopción pretendida por su padre y prestaron su consentimiento.

“El niño se encuentra inserto en un grupo familiar que lo contiene y lo ha incorporado desde su inicio como una integrante más, con cálidos vínculos que fluyen entre todos sus miembros”, consideró la magistrada a la vez que interpretó que “no existen dudas acerca de que el niño es querido y cuidado por los pretensos adoptantes, que recibe y ocupa el lugar de hijo, comprendiendo ello su protección integral y la máxima satisfacción de los derechos reconocidos por la normativa nacional e internacional para la protección integral de niñas, niños y adolescentes”, consideró.






Comentarios