¿Puede Martín Llaryora presentarse como candidato a la intendencia de la ciudad de Córdoba para las elecciones del 12 de mayo?

En principio, la Justicia Electoral falló que no, dado que no cumplía con el requisito que lo obliga a tener residencia en Capital en los últimos cuatro años.

Pero el peronismo apeló, y la Justicia revirtió el falló y lo autorizó como candidato a suceder a Ramón Mestre en el Palacio 6 de Julio.

Sin embargo, el candidato del Frente Cívico, Luis Juez, apeló nuevamente para que sea finalmente la Cámara Administrativa de 2° Nominación la que determine si Llaryora sigue como candidato o se baja.

Este martes se conoció un dato particular: una de las juezas que integra esa Cámara fue aportante del Partido Justicialista, lo que podría generar suspicacias sobre su imparcialidad a la hora del fallo.

Consultada por Cadena3, la magistrada Cecilia María de Guernica reconoció que aportó al Justicialismo, pero dijo que eso no la "condiciona" y que no se apartará.

"Siempre he ejercido con la mayor responsabilidad los cargos que me ha tocado ejercer", se defendió. "Hace 30 años que trabajo en la Administración Pública y he trabajado en la fiscalía de estado, que ha sido un honor", añadió.

Sobre la acusación de opositores a Llaryora, que aseveran que ella fue colocada por el PJ en el cargo, Guernica expresó: "Si ellos consideran que mi participación puede ser parcial pueden plantear una recusación, pero no lo han hecho".

Y fue más allá al aseverar que las acusaciones de parcialidad "es una chicana política; lo evidencia el hecho de que lo hayan denunciado en los medios".

Este martes, Llaryora aseveró en una entrevista radial que su residencia en Córdoba "está archiprobada (sic)".