A medias con el imparable Mauricio Cuero, anotó el segundo gol para que Belgrano asegurara el triunfo sobre Patronato, que se empezó a desmoronar.

Diego Osella lo quería sí o sí como refuerzo, y Marcelo Meli empezó a ser importante para este Belgrano que se aferra a la ilusión por seguir en Primera División.