Siguen los allanamientos en busca de parte de la banda que mató a un policía en un asalto millonario en Nueva Córdoba. "Sentí miedo", dijo uno de los uniformados que recibió el alta. 


Sigue prófuga una parte de la banda que el viernes mató al policía Franco Ferraro en un golpe comando millonario en Nueva Córdoba.

Dos de los delincuentes fueron abatidos (Ricardo Serravalle y Ricardo Hidalgo) y un tercero fue arrestado, imputado por el fiscal Rubén Caro por “homicidio agravado por uso de arma en ocasión de robo” y por “encubrimiento” dado que tenía una pistola robada en Jefatura. 

Además de los vehículos y de parte de las armas incautadas a la banda, Caro ordenó el fin de semana media docena de allanamientos, lográndose el secuestro de varios celulares, factura de armería por compra de pistolas, 100 precintos, radios motorolas, gorros, manuales de prácticas de pistolas automáticas y semiautomáticas y documentación de importancia.

Tiroteo en Nueva Córdoba

También se secuestraron más de 100 mil pesos cuya procedencia se investiga.

“Destaco el trabajo policial y judicial y el esfuerzo de todo el personal para cumplir con todas las directivas de los procedimientos, y a los fines de individualizar a los otros integrantes de la banda y total esclarecimiento de los hechos”, expresó el fiscal Caro.

Dos recibieron el alta. En el golpe comando murió Ferraro y sufrieron heridas otros tres policías: los agentes Alexis Aguilar (29) y Fernando Castro Oliva (27), y el cabo Williams González (26).

Los dos últimos recibieron el alta este lunes, en tanto que Aguilar sigue internado. 

Castro Oliva salió en una silla de ruedas y contó detalles en El Show de la Mañana: “Me pidieron colaboración, fuimos con mi compañero al lugar (Rondeau y Buenos Aires). Me cubro atrás de la chata, nos disparan y me dan en el tobillo. Me arrastré atrás del móvil para ponerme al resguardo”. 

“Nunca estuve tan al borde de la muerte“, dijo, y añadió que se “siente miedo y adrenalina” en esos momentos. 

Sobre el crimen de Ferraro, dijo que fue “justo en el momento” en el que llegó al lugar del robo. “Los delincuentes salieron a matarnos a todos”, expresó. 




Comentarios