Convocaron en las redes sociales a una concentración "por nuestros policías caídos".


Este martes por la tarde se llevó a cabo la marcha por el pedido de justicia por la muerte del policía Franco Ferraro, asesinado durante el golpe comando el viernes pasado en Nueva Córdoba. 

Se trató de una concentración frente a Jefatura, “por nuestros policías caídos, ellos se lo merecen”, según la consigna.

“Hoy empieza mi lucha por todos los policías“, declaró Cecilia Castro, la pareja de Ferraro a los medios en la manifestación. 

“¿Saben la cantidad de guardias que cambió para poder estar conmigo? Pasaba hasta 36 horas despierto. El sacrifico que hacía para estar con su familia”, agregó la mujer.

Familiares de policías fallecidos también protestaron frente a la jefatura y además de exigir justicia también pidieron que mejore la situación en la fuerza policial, de los entrenamiento y las condiciones laborales. 

Familiares piden justicia por Franco Ferraro.

El crimen de Ferraro sigue conmocionando a la provincia de Córdoba. Para colmo, el lunes pasado la Capital amaneció con otro policía atacado a balazos en un asalto en una estación de servicios en Empalme.

“La Justicia no está del lado de la Policía”. El padre de Franco, Francisco, contó detalles de la vida de su hijo, resaltó que hubiera preferido que no fuera policía y que lo alentó a terminar su profesorado en Ciencias Naturales en Villa Dolores, aunque finalmente se metió en la Fuerza por una cuestión laboral.

“Yo no quería que fuera policía porque sé lo que es la profesión”, relató el policía retirado en El Show de la Mañana. Dijo, entre otras cosas, que “la delincuencia está peor” a causa de la droga, y que la Justicia “nunca estuvo del lado de la Policía”.

Criticó a los políticos por la situación social que se vive, y que en varias ocasiones le pidió a un alto jefe policial que trasladara a su hijo desde Córdoba hacia San Carlos Minas, para estar cerca de la familia, pero que nunca lo ayudaron.

Magdalena, la madre de Franco, también se mostró quebrada y dijo que habían solicitado el trasladado del policía muchas veces, pero que la cúpula policial nunca les respondió. “Nuestro hijo estaba muy solito en Córdoba. Vivía solo, comía solo. Queríamos traerlo para que estuviera más cerca de su familia. Sólo una madre que ha perdido a un hijo sabe lo que se siente”, lloró. 




Comentarios