Se viene un nuevo aumento de la nafta: el cuarto del año

Estación de Servicio YPF
Estación de Servicio YPF

El aumento del precio del crudo y la marcha atrás del Gobierno nacional con la rebaja de los biocombustibles desencadenan un nuevo incremento de la nafta y el gasoil. Según cada estación, sería de entre el 6 al 8 por ciento.

A un mes del último aumento –un día después de las elecciones de octubre–, y a dos semanas de una leve baja (a comienzos de noviembre), vuelven a aumentar los combustibles líquidos.

Según los propios estacioneros, a partir de información que les brindaron las petroleras, la suba sería de entre el 6 y el 8 por ciento y se materializaría "de forma inminente", dijeron.

"Estamos esperando, no nos han confirmado el momento, pero las petroleras ya dijeron que estudian la suba", indicó a este medio Gabriel Bornoroni, prosecretario de la Federación de Expendedores de Combustibles (Fecac).

Según el dirigente, el incremento tiene varias causas. "Por un lado, el precio de los biocombustibles, que habían bajado por un decreto del Ministerio de Energía, y que ahora volvieron a aumentar", explicó Bornoroni. "Por otro, el valor del crudo internacional, que subió a 63 dólares, desde los 59 que estaba en octubre", amplió.

Además, desde la última revisión también hubo una leve suba del dólar, lo que también influye en el nuevo cálculo.

Cuánto aumenta. Hasta este miércoles, la nafta súper se vende en las estaciones de bandera YPF de Córdoba a 23,91. Con una suba del 7 por ciento se iría a 25,58. En el caso de la Infinia, cuyo precio hasta este miércoles es de 26,64, subiría hasta los 28,50.

Las estaciones YPF dominan el mercado de combustibles y venden aproximadamente el 51 por ciento del total. Sigue Shell, con cerca del 30 por ciento; y más abajo están Axion, Oil y las "blancas".

Nafta verde. Los combustibles que se venden en la Argentina están cortados (mezclados) con un 12 por ciento de biocombustibles. El bioetanol, a partir de la fermentación de los azúcares contenidos en la materia orgánica de las plantas, puntualmente, caña de azúcar y maíz; y el biodiésel, extraído de la soja.

A comienzos de noviembre, el Gobierno decidió "pisar" el precio de estos biocombustibles, lo que desembocó en una leve baja de las naftas del orden del 1,5 por ciento. Sin embargo, por las quejas de las plantas productoras que decían que así no era viable el negocio, se dio marcha atrás.

El precio del crudo. El tema del precio del crudo (el Brent) es más complejo, pero básicamente hay que decir que, a diferencia de la estrategia del kirchnerismo, Argentina ahora está atada, como la mayoría de los países, al precio internacional del petróleo. Si el crudo sube, la nafta aumenta.

Suba x 3. La nafta aumentó tres veces en lo que va de 2017. En enero, en julio y en octubre. En enero subió un 8%, en julio un 7% y en octubre un 10%. Luego hubo una leve baja, del 1,5%, por la rebaja en los biocombustibles.

Litro de súper. El precio de la nafta súper en las YPF era de $ 19,09 en diciembre y, hasta ayer, estaba a $ 23,91. Se trata de un 25,24% en lo que va del año. Con el nuevo incremento de un potencial 7% promedio, el litro de súper se iría a $ 25,50.

Premium. La nafta Infinia superaría los $ 28 y el gasoil premium, más de $ 24.