El Tribunal de Faltas de Córdoba mutó con 1,4 millones de pesos a los propietarios de Pinar del Río, en Villa Warcalde, en donde el 9 de julio se realizó una fiesta no autorizada con más de 150 personas.

En el acta se detalla que la sanción es de 1.427.760 pesos –equivalente a 3 mil Unidades Económicas Municipales-, y que se mantendrá la clausura preventiva tanto como bar y/o restaurante. En el acta se declara a Coreco SRL y/o Juan Falla y/o Carolina Liliana Torres "solidariamente responsables" de la infracción.

La convocatoria, en plena cuarentena, se había anunciado días antes en redes sociales bajo el slogan "Music, food, drinks and friends" (música, comida, tragos y amigos) y anticipaba un propuesta en las bandejas de tres reconocidos DJ cordobeses. Pero la misma no contaba con habilitación de las autoridades sanitarias ni del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Cuando caía la tarde del 9 de julio pasado, luego de varias denuncias de vecinos, la Municipalidad de Córdoba terminó por clausurar la fiesta. Minutos más tarde también concurrió al lugar personal de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) ante otra denuncia por falta de cumplimiento de las medidas sanitarias por la cuarentena.