Sin colectivos en todo el territorio provincial desde el 13 de abril, los choferes de los servicios interurbanos reclaman por salarios adeudados y exigen la intervención del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti para que dé "una solución definitiva" a este conflicto sin precedentes en la historia.

Mediante una carta dirigida a Schiaretti, el sindicato de choferes Aoita le pide que "se ponga al frente" y resuelva la situación que perjudica a las 4.200 familias, en esta crisis que va camino a cumplir los seis meses y que se profundiza.

"Nuestro pedido es directamente al señor Gobernador porque es el responsable del sistema de transporte en Córdoba y debe ser él quien solucione el estado de necesidad extrema en el que estamos inmersos los trabajadores", expresa el comunicado.

En otro párrafo de la carta, el sindicato señala que de no haber solución "nos obligarán a volver a las calles en toda la provincia y en el peor momento de esta pandemia, corriendo un gran riesgo de contagio masivo", amenazan.