Jeremías Rojo, paramédico de Oliva, hacía 100 kilómetros en bici para cumplir sus guardias. Recientemente lo echaron.


La pandemia y las medidas restrictivas de circulación, desafiaron la vida de miles de cordobeses que tuvieron que ingeniárselas para poder cumplir con sus obligaciones.

A principios de julio se dió a conocer la historia de Jeremías Rojo, un joven paramédico de Oliva, que a raíz de la falta de transporte interurbano viajaba 100 kilómetros por día en bicicleta para cumplir sus guardias

El joven trabajaba en un servicio de emergencias en Villa María. El traslado le requería 50 kilómetros de ida, otros 50 de vuelta y varias horas pedaleando. A raíz de la viralización de su situación, una concesionaria le donó una motocicleta para que pudiera ir a trabajar.

Recientemente se dió a conocer que Jeremías fue despedido del servicio de emergencias donde trabajaba. En diálogo con Villa María Vivo aseguró que la responsable de comunicarle la situación le explicó que uno de los motivos era porque sus compañeros “no asimilaban” que le hayan regalado un motocicleta.

Me despiden por el tema del regalo de la moto, como que perjudicaba a mis compañeros y dejaba mal parada a la empresa. También que estoy en zona roja y puedo contagiar a mis compañeros”, sostuvo.

El paramédico contó que, desde que Oliva volvió a la fase 1, le habían pedido no concurrir a su puesto y luego, cuando quiso reincorporarse le dijeron que el servicio estaba cubierto y lo citaron para una reunión en la que le comunicaron que estaba despedido.

​*Foto: Facebook


En esta nota:

Villa Maria Despidos


Comentarios