Los pequeños tienen 10,12 y 13 años y serían los iniciadores del fuego en un campo.


Tres chicos fueron atrapados por la Policía y luego entregados a sus padres, tras haber sido señalados como posibles autores del incendio de un campo, en la localidad de Ballesteros.

El fuego fue denunciado por la dueña de un campo sembrado, quien señaló a la Policía que había advertido la presencia de tres personas en el lugar, quienes podrían haber sido los causantes del siniestro, cuyas pérdidas económicas no han sido evaluadas aún.

Así las cosas, los uniformados detuvieron a tres chicos de 10, 12 y 13 que habrían tenido un encendedor en su poder, según indicaron los voceros.

Los menores fuero trasladados la comisaría local y por intervención de la jueza de Paz y del Juzgado de Menores fueron entregados a sus padres.

El incendio dañó dos hectáreas del campo y tuvo que ser sofocados por efectivos de los Bomberos Voluntarios de Ballesteros.




Comentarios