Un chofer de la línea 72 de Ersa protagonizó un hecho increíble cuando en la noche del lunes pasó a toda velocidad por un control policial omitiendo las órdenes de los agentes que pidieron que se detenga. A su vez "secuestró" un policía, terminando detenido e imputado.

Todo ocurrió alrededor de las 22 del lunes en la zona del Puente Maldonado. El chofer venía a toda velocidad y pasó por el control sin frenar y chocando algunos conos. A los pocos metros se detuvo y cuando un agente de la policía subió a la unidad, trabó las puertas y siguió viaje sin detenerse.

El chofer continuó su marcha hasta el puente Sarmiento. Allí, la Policía logró detenerlo luego de encerrarlo. Aún así, el hombre se negaba a dar sus datos e incluso forcejeó con los agentes hasta que pudieron detenerlo.

Además de ser detenido, el chofer quedó imputado por resistencia a la autoridad, negativa a identificarse y privación ilegítima de la libertad. Desde Ersa comunicaron a El Doce que actuarán "en consecuencia a lo que defina la Justicia".