Un comisario de la Policía de Córdoba que trabaja en la Legislatura dio positivo en el testo por por COVID-19, por lo que las autoridades ordenaron la desinfección de la sede legislativa.

Desde la fuerza policial emitieron un comunicado y aclararon que el uniformado está aislado desde el pasado 21 de julio, al igual que los contactos estrechos: compañeros de trabajo y familiares.

El protocolo fue dispuesto por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE). También intervino el área de Vigilancia Epidemiológica Policial (VEP), dependiente de la Dirección Sanidad de la Policía.

"En orden a que el funcionario policial presta servicios en la Legislatura provincial, se dispuso la desinfección total del edificio de la sede Legislativa y de las dependencias policiales allí emplazadas", explicaron.

Trabaja en las tareas de desinfección el personal policial del Departamento de Unidades de Alto Riesgo (DUAR), dependiente de la Dirección Bomberos.