La pandemia de coronavirus y el consecuente aislamiento social, preventivo y obligatorio alejaron a los chicos de las aulas. Los jardines maternales de Córdoba no son la excepción y este lunes, a las 12, marcharán desde Plaza Colón pidiendo por la reapertura de estos establecimientos. 

Una vez que comenzaron a flexibilizarse actividades los padres comenzaron a preocuparse por no tener con quién dejar a sus hijos más pequeños ya que los jardines maternales continúan cerrados.

En este sentido, Sabrina Escudero, representante de la Asociación de Jardines Maternales de Córdoba, indicó: "En total lo que es Córdoba son unos 550 jardines y en la ciudad, 320. Igualmente, el 10 por ciento ya cerró sus puertas por las condiciones económicas. En el COE hay colegas que están trabajando y se presentó el protocolo".

Y agregó: "Desde el COE nos han dicho que la apertura viene desde Nación y están dando capacitaciones para los cuidados de Covid. Muchas colegas viven del jardín y ya es insostenible".

Sobre las especulaciones de que los jardines podrían volver cuando retornen las clases en el resto de los niveles educativos, especuló: "En un supuesto sería así, pero no tenemos la confirmación que va a ser en agosto como las escuelas. Las escuelas tienen un grupo más masivo, nuestra realidad es otra".

"Necesitamos saber cuándo vamos a volver a abrir. Queremos cuidar la salud de nuestros alumnos, que se nos capacite y que nos enseñen a cuidar y a convivir con este virus", enfatizó Escudero.

"A muchas de nosotras nos pasó de ver chicos jugando en las plazas y pensábamos por qué no jugar en el jardín donde las seños vamos a poner lo mejor para cuidarlos y que jueguen seguros", analizó.

Y concluyó: "Un crédito de 40 mil pesos no nos sirve para gastos mensuales con todos los gastos fijos que tenemos".

Como se informó, la marcha comenzará a las 12 del mediodía de este lunes en Plaza Colón y se dirigirán hasta el Centro Cívico. Docentes y familiares marcharán vestidos de negro por los jardines que ya cerraron sus puertas y las maestras que quedaron sin trabajo.